PAPEL PINTADO NO TEJIDO, VINILO, SIN PVC... ¿CÓMO ELEGIR EL TIPO DE PAPEL ADECUADO?

Después de haber sido descuidado, a veces incluso rechazado, durante algunos años, el papel pintado se ha convertido en un elemento imprescindible en la decoración de interiores. ¿Estás listo para sublimar tu espacio, has encontrado el modelo que corresponde a tus deseos pero no sabes qué tipo de papel elegir? Hay muchas opciones: papel pintado no tejido, papel pintado vinílico, papel pintado clásico... En este artículo, te proponemos descubrir los diferentes materiales para poder elegir. 


¿CUÁLES SON TUS NECESIDADES? 

Los papeles pintados y murales están disponibles en una gran variedad de soportes y a veces es difícil orientarse. En primer lugar, es importante hacerse las preguntas adecuadas y conocer sus necesidades. De hecho, ¡cada habitación tiene su propio soporte preferido!

¿Vas a cubrir la pared de un comedor, que no se va a utilizar mucho, o la de una cocina o un baño? Dependiendo del uso, tu papel pintado tendrá que ser más o menos resistente a la humedad y a los impactos. 

 

LOS DIFERENTES TIPOS DE PAPEL PINTADO

PAPEL PINTADO CLÁSICO

Se trata de una capa de papel, simple o doble, en la que se imprime el diseño. Algunos materiales pueden fabricarse con papel reciclado y tendrán la ventaja de ser respetuosos con el medio ambiente. La instalación se recomienda para personas acostumbradas a empapelar, ya que la cola se aplica al papel antes de la instalación. 

El papel pintado en un soporte clásico será más económico, pero también más frágil y no se podrá limpiar. Este tipo de papel pintado es más adecuado para las habitaciones que no son húmedas y que no se utilizan con mucha frecuencia.

PAPEL PINTADO NO TEJIDO

El soporte tejido no tejido o no tejido es una mezcla de fibras textiles, generalmente naturales y sintéticas. Esta composición le da la ventaja de ser transpirable. La humedad del adhesivo puede evaporarse y es menos probable que se forme moho: la pared puede respirar.

Más resistente que un papel pintado clásico, este soporte también tiene la ventaja de ser fácil de instalar: no es necesario aplicar cola en las tiras de antemano, sino que aplicamos la cola directamente sobre la pared a cubrir. También es más fácil de quitar porque se puede arrancar en seco. Resulta atractivo por su acabado mate y su facilidad de mantenimiento: es una superficie que se puede lavar ligeramente. 

Por último, este soporte tiene una buena estabilidad, es decir, las tiras no se encogen al secarse ni se expanden debido a la humedad del adhesivo. Esto evita las juntas abiertas y facilita la aplicación del papel pintado en cualquier tipo de pared: por ejemplo, paredes altas o incluso techos.

PAPEL PINTADO DE VINILO

Los vinilos están recubiertos con una capa de plástico de PVC, que los hace a prueba de aire y humedad. Por ejemplo, para decorar la pared de una cocina, este material es ideal. Este material también es más resistente a los impactos.

La ventaja de este soporte es que es fácil de mantener y de instalar. Al igual que el material no tejido, aplicamos la cola a la pared directamente. Según el modelo, el acabado puede ser liso o expandido para dar a su pared un bonito relieve. 

PAPEL PINTADO ALTAS PRESTACIONES (HPC)

Con las mismas características que el papel pintado de vinilo, este material tiene la ventaja de no tener PVC, lo que le confiere una calidad ecológica. Es fácil de mantener, ya que se puede lavar, y es ideal para las habitaciones húmedas de la casa, como la cocina o el baño, por ejemplo.

También es fácil de instalar: la cola se aplica directamente en la pared que se va a cubrir.

Aunque no es de plástico, sus características le permiten cumplir las normas más exigentes de los sectores de la hostelería y los servicios.

compra ahora

¿Tiene problemas para decidir?

¡Reciba una simulación de su interior con el papel pintado panorámico elegido! Realice un pedido directamente en nuestro sitio y nuestro equipo de diseñadores gráficos preparará su simulación fotográfica.